Hightrack

Aprendizajes Hightrack

Starters versus Terminators

Starters versus Terminators

Aunque nos resulta más sencillo empezar tareas que terminarlas, una de las claves de la productividad es la habilidad de finalizar lo que tenemos entre manos. ¡Aprende los trucos de las personas resolutivas!

¿Eres un “Starter” o “Terminator”?

Si la pregunta te la hicieran en una entrevista de trabajo, la respuesta del millón sería “Soy un “Terminator”, porque significaría que eres una persona resolutiva, con una gran capacidad para cerrar satisfactoriamente tareas. Y es que en el mundo de la productividad pasa un poco como en el atletismo: las carreras que importan y que pasan a la historia son las que se acaban y las que se hacen en las mejores condiciones.

Pese a que los Terminators valen su peso en oro, la variedad más frecuente dentro de la especie humana es sin duda el Starter, un ser que dedica más tiempo y energía a empezar cosas que a terminarlas. Y es que es más fácil ser un Starter: es relativamente sencillo tener la energía necesaria para arrancar algo, pero según avanzamos, nuestra energía, nuestro foco o nuestra motivación decaen, o alguien nos interrumpe, o surge algún imprevisto y la tarea se interrumpe y se nos hace muy cuesta arriba retomarla.

Y aquí es donde llega el problema, porque a las tareas a medias les pasa a como las buenas intenciones o las buenas palabras, que se las lleva el viento. Y si no se las lleva el viento puede ser incluso peor, porque se quedan ahí reclamando atención, recordándote que están incompletas, que les faltan aún los brazos y las piernas, que no se pueden lanzar al mundo de manera autónoma aún y dejarte el campo libre para dedicarte a otras cosas. Son una especie de molestos zombies a medio hacer que te persiguen en tu día a día. Y quien les ha convertido en zombies eres tú, querido Starter.

 

Tareas completadas

A los Terminators de la productividad no les persiguen los zombies porque se centran en cerrar cosas antes de ponerse con otras y lo hacen a conciencia. Ahora que ya tenemos claras las bondades de estos seres resolutivos y ahora que daríamos lo que fuera por tener muchos de ellos en nuestros equipos, quizá te preguntes si los Terminators nacen o se hacen. Seguramente haya personas más pragmáticas y con una mayor tendencia a rematar tareas, a cerrar asuntos y otras más soñadoras, experimentadoras o perfeccionistas a quienes les resulte de entrada más difícil cerrar asuntos, pero lo esencial del caso es que las habilidades del Terminator se pueden aprender.

Así pues, si no nací Terminator, ¿cómo lo hago para convertirme en uno de ellos? Aquí van algunos consejos:

 

RECUERDA:

Los resultados y los avances de verdad llegan cuando terminas las cosas, no cuando las empiezas.

Finalizar tareas te permite generar el impulso y encontrar la confianza y los motivos para enfrentarte a la siguiente tarea o reunión y va dejando libre el camino para otras cosas.

Ánimo y a ir cerrando tareas. ¡A por los “zombies”, que son pocos y cobardes!

Elena Alemany
Equipo Hightrack
On track!

2 respuestas a “Starters versus Terminators”

  1. Víctor Hugo Murcia Fierro dice:

    Hola, me encanta este contenido, es muy prometedor, me confieso el rey de los Starters. Pero me propongo una vez más remediarlo.
    Cuando has escrito que para ir en busca de ideas existen erramientas a nuestro alcance sencillas como …una libreta o vuestra app….dejais el campo libre para ver éste artículo como un aporte aplicable a nuestras vidas y no os reduciís a meramente querer vender un producto, eso es lo grande y valioso que encuentro en vuestras lineas, en querer aportar algo útil a nuestras vidas. Esa sinceridad me motiva a usar vuestro trabajo.
    Un saludo y gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *